SANCOR
La reprimenda no
tardó en llegar...

En algunos casos, suele ser difícil borrar con el codo lo que se escribió con el puño.

Los directivos de la cooperativa láctea SanCor comprobaron que eso es verdad. En la Memoria y Balance de la entidad, correspondiente al último ejercicio económico, le atribuyeron al gobierno nacional las consecuencias de sus pérdidas y la caída de la producción.

Cuando el dato llegó a la Casa Rosada, la pareja presidencial se puso muy nerviosa y hubo algunas expresiones duras en voz alta... No era para menos, fue Néstor Kirchner quien les facilitó la posibilidad de que desde Venezuela les enviaran 135 millones de dólares, para que la cooperativa no fuera vendida al Grupo Soros y se convirtiera en una sociedad anónima.

Fue Cristina Kirchner quien el año pasado, en plena crisis del campo, convocó de urgencia a su despacho a Fernando Gioino (ex presidente de CONINAGRO y miembro de SanCor) y a Oscar Carreras (ex presidente de SanCor), para ofrecerles todo el dinero que SanCor necesitara para superar definitivamente sus dificultades. Esto se interpretó como un claro intento por romper la unidad de la Mesa de Enlace.

Fue de tal magnitud el impacto que eso les causó a los dos dirigentes

cooperativistas, que cuando salieron del despacho presidencial se descolgaron con toda clase de elogios hacia la figura presidencial. Gioino y Carreras quedaron obnubilados por tan generoso ofrecimiento de la presidente de la Nación. Estuvieron al borde de quebrar la unidad del campo. Pero rapidamente sus pares pusieron en caja a Gioino y poco después se tomó unas vacaciones para reponer energías...
Poco después, Carreras era desplazado de la presidencia de SanCor.Y SanCor quedó con toda la vena por encontrarse ante la imposibilidad de aceptar tan generoso ofrecimiento gubernamental...

Y allí tuvo su origen el posterior anuncio de su alejamiento de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO). SanCor se perdió la gran oportunidad y expresó su bronca con su marginación de la entidad de tercer grado del cooperativismo agropecuario.Lo cierto es que en la Memoria y Balance SanCor le echa las culpas al gobierno por sus pérdidas y por la caida de la producción.

En un párrafo de la misma señala que «durante los últimos ejercicios ocurrieron una serie de eventos económicos que afectaron el negocio lácteo, implicando una disminución significativa de rentabilidad de las operaciones».

»En este sentido — prosigue la Memoria — los ingresos se vieron afectados por el aumento en las retenciones a las exportaciones y la disminución de los reintegros a las mismas, como así también por los acuerdos de precios de venta celebrados con el gobierno nacional».

Se agrega que «los valores de la adquisición de la materia prima y los costos operativos, especialmente en salarios, sufrieron importantísimos incrementos, los que no pudieron ser integramente trasladados a los precios de venta».

Sin duda alguna, el texto expresa con toda claridad la imputación que se le formula al gobierno nacional. Pero lo cierto es que después de las llamadas telefónicas originadas desde la Casa Rosada, SanCor tuvo que salir a pedir disculpas por lo expresado.

Sergio Montiel, el vocero de la entidad de Sunchales, salió a decir que ellos «no responsabilizan a la Nación, sino que en el balance se plantean datos objetivos del sector y de la marcha de la empresa» (¡?).

Este episodio se suma a otro más reciente, donde SanCor tuvo que pedir disculpas a la comunidad judía por haber realizado una operación de marketing en Mar del Plata, entregando folletos relacionados con uno de sus productos, en los cuales estaba incluida una cruz esvástica. SanCor intentó culpar del desliz a su agencia de marketing, en un intento por quedar bien ante la comunidad judía.

Fuente:Rafela.com

 

copyright 2009 l www.coomunicandonos.com.ar l info@coomunicandonos.com.ar l
Directora General: Estela del Valle Ramirez