COOPERATIVAS MULTIRUBRO
Profesionales unidos
en tiempo de crisis

Son arquitectos, plomeros, contadores, especialistas en marketing, técnicos electricistas, maestros o músicos. Desempleados, de 40 años o más, ante la crisis económica que los deja fuera del mercado laboral quieren seguir trabajando de las profesiones que eligieron en su vida o sacarle el máximo jugo a lo que mejor saben hacer.

Mónica Olivares y Sandra Giovannelli, junto con su equipo de emprendedores, unieron sus especialidades para enfrentar la crisis Foto: LA NACION

¿Cómo? Lejos de transformarse en solitarios cuentapropistas, y a diferencia de lo que muchos hicieron en 2001 al conformar clubes de trueque, ellos prefieren unirse a modo de colectivos de profesionales y, como si fueran cooperativas multirrubro, ofrecen sus servicios de manera original.

yo Te Lo Resuelvo, Maridos a Domicilio o Myproband, Músicos en Demanda son algunas de las iniciativas de aquellos que eligieron asociarse para paliar una crisis que no se asemeja a la de 2001, pero que, según afirman los especialistas en el tema, en los próximos meses se sentirá en el país, como consecuencia de la frágil situación económica internacional.

Unir esfuerzos

"Nuestra idea fue crear un espacio de trabajo para mucha gente porque en la calle la crisis se está sintiendo y lo mejor es unir esfuerzos por si esto empeora", dijo Mónica Olivares, de 38 años, que junto con Sandra Giovannelli, de 48, y otros profesionales crearon Yo te lo Resuelvo.

Los servicios que prestan son variados: elegir el salón de casamiento, buscar a novias y novios de la infancia, hacer una cola en un banco, colgar cuadros, cambiar bombitas, hacer tareas de contaduría, cambiar un "cuerito", reformar el living de casa... y sigue la lista.

Mónica y Sandra saben de situaciones críticas. Las dos son separadas, cabezas de familia, y cada una tiene dos hijos, de entre 6 y 24 años. Hasta hace pocos meses, trabajaban en una empresa propia, en la organización de eventos y stands en exposiciones del interior del país. Pero la crisis del campo, sumada a la de los mercados financieros internacionales, "las mató".

"Teníamos importantes empresas como clientes; por ejemplo, Telecom, que incluso dejó de estar presente en el Festival de Jesús María", explicó Sandra, que se desempeñaba como contadora, mientras que Mónica aportaba lo suyo como especialista en marketing.

Los emprendedores consultados coincidieron en que, además de sobrevivir, su objetivo era construir un mínimo horizonte de certezas en sus vidas. "Eso no se hace de otra forma que con cooperativismo; el mercado formal está muy pauperizado", opinó Mónica.

Por eso, lo primero que hicieron fue llamar a amigos que hacía poco se habían quedado sin trabajo: plomeros, electricistas, administrativos, maestras de primaria, etcétera.

"En general, todos estamos entre los 35 y los 60 años, edades en las que la inserción laboral en el mercado formal se hace difícil", explicó Sandra, que la semana que viene cumple 49 años.

Agregó: "Tenemos la necesidad de sobrevivir y nos sobran las energías. Eso sí, estamos cansados de lidiar con empresas que no nos aseguran trabajo más allá de dos meses? entre eso y batallar solos? decidimos juntarnos".

Con ese mismo espíritu cooperativista, Myproband, Músicos en Demanda consigue cada vez más adeptos. "Si te falta un bajista, una vocalista, o necesitas una melodía para una canción, grabamos tus temas y te los mandamos por Internet", resumió Peter Akselrad, uno de los mentores del innovador grupo, que tocara, entre otros artistas, con el Bahiano, ex de Los Pericos.
Músicos a pedido

Myproband es un servicio que prestan unos 28 músicos sesionistas, que trabajaron con Alejandro Lerner, Diego Torres y Shakira, entre otros. El emprendimiento comenzó el año pasado con el objetivo de aprovechar las ventajas que da la tecnología, ya que los clientes envían por e-mail una canción, y ellos le agregan el instrumento que haga falta.

En su página web ( www.myproband.com ) se puede ver el perfil de cada músico y escuchar cómo tocan; además, hay una interfase para enviar los temas. Los costos van desde los 350 hasta los 700 pesos, según el instrumento que se requiera.

"Hicimos trabajos para México y la Argentina. Eso es muy bueno, porque antes el músico tenía que esperar a que lo llamaran por teléfono e ir al estudio, pero, ahora, puede trabajar hasta para la India y desde su casa", dijo Ariel Chichotky, otro de los socios, que se encarga del área de marketing.

Pero si lo que falta no es un músico, sino un hombre en casa, como diría "doña Rosa", Maridos a Domicilio es una buena solución. De esa forma, se promociona Fabio Carabajal, un técnico aeronáutico que, ante las recurrentes crisis en las diferentes aerolíneas nacionales en las que trabajó, decidió reunirse con un grupo de amigos y ofrecer un servicio integral para el mantenimiento del hogar ( www.maridos-a-domicilio.com ).

"En estos momentos de crisis, la consigna es juntarse y ver cómo mantenerse. No vender más o progresar, sólo mantenerse, porque la situación no te permite tanto", dijo Carabajal . Sus saberes van desde arreglar canillas hasta cambiar la instalación eléctrica de las casas. Su zona de influencia: San Isidro y sus alrededores.

"La situación económica nos lleva a pensar que quizá haya menos demanda. Las ventas en mostrador han bajado un 30 por ciento en el barrio, pero la gente no va a vender su casa porque es su principal capital. Así que el mantenimiento del hogar va a ser indispensable", sostiene, Carabajal, con esperanza.

Fuente: La Nación

 

copyright 2009 l www.coomunicandonos.com.ar l info@coomunicandonos.com.ar l
Directora General: Estela del Valle Ramirez